domingo, 25 de julio de 2010

1990: Homenaje a Oriol Regàs

Pues aunque comenté en el post de la Impalada que la fiesta  en honor de Oriol Regàs celebrada en 1990 fue una fiesta sorpresa de cumpleaños organizada por su familia, andaba un poco equivocado, y ha sido la hemeroteca de El Mundo Deportivo la que me ha despejado definitivamente las dudas.

Efectivamente fue en 1990 y en el célebre Up&Down, pero se trató de un homenaje en el que le fue impuesta la Medalla al Mérito Motociclista por el entonces presidente de la Federación Española Oriol Mauri, además de otras distinciones que le otorgaron la Federación Catalana, el Real Automóvil Club y el Real Motoclub de Catalunya.


Fue en el mes de Enero, y aquella tarde al llegar mi padre del trabajo me propuso acompañarlo a una fiesta en el Up&Down....En el Up&Down !!!...y llena de gente del motor !!!... Pues claro que me apunto !!!.

Así que cogimos la Impala - en aquella época mi padre ya conducía la Impala 2 que ahora llevo yo - y al Up&Down.


Llegamos y en la puerta había un montón de Impalas aparcadas en fila. Que recuerde, de los habituales estaban Paco Mateo, Arturo Roures, Artemio Palacín, Quique Palahy, Jordi Permanyer, Joan Cañellas, etc...pero lo mejor estaba por llegar. Al entrar nos fuimos a la parte inferior de la discoteca, el "Down", y aquello estaba a rebosar de mesas ocupadas por la "creme" del motor y sobretodo del motociclismo nacional.

Sito Pons, Joan Garriga, Carlos Cardús, Luís Pérez Sala, Dani Amatriaín... allí dónde miraba veía una cara conocida, y a algunos eran mis ídolos de la época !

La cena creo recordar que estuvo muy bien, porque lo que más recuerdo de aquella noche son las anécdotas e historias que durante toda la velada estuvieron recordando nuestros compañeros de mesa - básicamente impaleros y montesistas -. Fue como trasladarse en el tiempo. La mayoría de historias ya nos las habían explicado una y mil veces mi padre, Arturo (el padrino de mi hermano pequeño) y Paco, pero escuchar otros puntos de vista sobre la misma historia, detalles olvidados e historias inéditas para mi fue algo genial e inolvidable. Además ya no había problema porque "el nen" escuchase depende que cosas, ya tenía 20 años y era un montesista más en la mesa.

Además de la emotiva entrega de galardones a Oriol Regàs, recuerdo una anécdota muy divertida.

En el escenario de la discoteca estaba expuesta una Impala de resistencia con la que Oriol Regàs había participado en las 24h de Montjuic, y nuestros vecinos de mesa, los componentes de El Tricicle que asistieron a la gala por haber sidos esponsorizado  por Up&Down en el campeonato de España de Superbikes se levantaron, subieron al escenario y con su gracia natural y sentido del humor propusieron a la concurrencia arrancar la Impala. Todos los asistente nos partimos de risa durante el buen rato que estuvieron intentando arrancar la moto con la palanca de arranque. Sus caras, expresiones y comentarios geniales, era como estar presenciando uno de sus maravillosos espectáculos. Pero como no hubo forma de arrancarla a patadas, decidieron sacarla a la calle e intentarlo a empujones...Imaginaros a un montón de gente subiendo una Impala por las escaleras del Up&Down...la imagen era divertidísima.

 El Tricicle sobre Impala 2: Foto Diego Sperani para Motoviva

Pero aún quedaba la guinda. En la calle los del Tricicle haciendo el gesto como de empujar (Uhhh, Ahhh, Uhhh, Ahhh....como en "Slastic" !!!), pero se quedaban quietos y eran los demás los que se pegaron unas cuantas carreras intentando arrancar la moto por la Calle Flos i Calcat y por Numáncia. No hubo forma, pero entonces creo que fue Joan Gràcia el que dijo: " Seguro que es la bujía !...y aquí está lleno de Impalas !!!"... Así que como por arte de magia, alguien le pasó una llave de bujías, y ¿A qué Impala le sacaron la bujía?... pues a la de mi padre que estaba la primera.

 El Tricicle sobre Impala 2: Foto Diego Sperani para Motoviva.


Muchas patadas y carreras después se dieron por vencidos, determinaron que definitivamente el problema no era la bujía y entre carcajadas volvieron a bajar la moto y la fiesta continuó hasta altas horas de la madrugada.

Cuando decidimos irnos a casa, aún tuvimos que enroscar la bujía...pero ésta era muy especial. Era la "Champion" que había estado montada en la moto de Oriol Regàs, y la moto arrancó a la primera !. Esa bujía aún la conservo como un pequeño trofeo y como recuerdo de una noche muy especial.

2 comentarios:

  1. Hola Jaume

    Me acabo de "dar una vuelta" por la fiesta del Up&Down y se debió respirar Montesa y Diversión a raudales.

    Conserva esa bujía como oro en paño.

    Voy a seguir empapandome de tu blog que promete.

    Saludos,

    Nacho

    ResponderEliminar
  2. Gracias Nacho,
    Realmente fue una fiesta impresionante...hace 21 años y me acuerdo como si fuese ayer.
    Te agradezco que sigas mi blog...yo también lo hago con el tuyo.
    Por cierto, creo que nos hemos visto en la Montesada, pero ya sabes, hay tanta gente con quien saludarse y charlar que tengo mis dudas...por si acaso, éste año nos saludamos y conversamos "oficialmente".
    Un abrazo.
    Jaume

    ResponderEliminar